1999: El mejor año en la historia del cine

¿Es 1999 el mejor año en la historia del cine? Raúl Orozco platica sobre el tema a partir del libro: How 1999 Blew Up the Big Screen

¿Qué tienen en común Neo, la mamá de Stifler, Tyler Durden y Jar Jar Binks? Son personajes de películas que se estrenaron en 1999 y que, a 20 años de distancia, seguimos recordando, discutiendo, recomendando o amando.

Brian Raftery, escritor y periodista cinematográfico,recupera en Best. Movie. Year. Ever.: How 1999 Blew Up the Big Screen, estas cintas con el propósito de demostrar que 1999 marcó para siempre la historia del cine; incluso, se atreve a considerarlo el mejor año de todos los tiempos.

Por Raúl Orozco

Ojos bien cerrados

1999: SCI-FI, HIGH SCHOOL MOVIES Y TERROR

David Fincher, con Fight Club, y las hermanas Wachowski, con The Matrix, nos entregaron historias complejas que gracias a la pericia técnica y la fluidez narrativa se convirtieron en una revolución ideológica. Fue el año en el que Alexander Payne y Wes Anderson llevaron a nuevos territorios las comedias de preparatoria con Election y Rushmore. Star Wars: The Phantom Menace y The Mummy, marcaron, a su manera, una nueva era para los blockbusters.

También, fue el momento histórico cuando The Blair Witch Project y The Sixth Sense pusieron a todo el mundo a hablar a la salida de las salas de cine. “¡Los actores están vivos”!, “¡Bruce Willis está muerto”! American Beauty terminó llevándose el Oscar a Mejor película y finalmente, fue el año en el que vimos Eyes Wide Shut, el último filme de Stanley Kubrick.

 

American Pie de 1999

UN LIBRO PARA ANALIZAR UN AÑO HISTÓRICO

En Best. Movie. Year. Ever.: How 1999 Blew Up the Big Screen el especialista en cine Brian Raftery nos invita a pensar en el último año del siglo pasado como el momento que revolucionó a la industria cinematográfica por la calidad de sus producciones, éxitos de taquilla y por las conversaciones abiertas alrededor de las producciones que estrenaron aquel año.

Para Raftery, 1999 representa un hito de dimensiones equiparables con 1939, cuando se estrenaron The Wizard of Oz, Mr. Smith Goes to Washington y Gone with the Wind. El argumento, aunque provocador por lo que significan estos clásicos estrenados hace ocho décadas, articula que se podía recopilar una especie de “Dream team” de filmes. Raftery invita a debatir y revisar el cine de fin de los 90.

Te puede interesar:  Buñuel: su cine y carrera como director en México

El libro, que coquetea entre la crónica y el ensayo, expone un total de 31 títulos estrenados en 1999. El objetivo es exponer la relevancia dicho año para la industria cinematográfica. Las primeras razones: la calidad y originalidad de las historias; después: el uso de la tecnología para plasmar en pantalla estas narrativas.

Las obras se encuentran distribuidas a lo largo de 17 capítulos (como “Sing up for tomorrow today!”, “I see dead people” o “I want you to hit me as hard as you can”) agrupados en cuatro apartados -uno por cada estación del año-.

Las películas son analizadas desde su contexto, bajo el supuesto de que estas historias no estaban aisladas de la realidad, sino que se alimentaron de ella al incorporar tanto las pasiones como las preocupaciones de una generación que, sabiéndolo o no, se encontraba frente a un cambio de paradigma cultural impulsado fuertemente por los avances tecnológicos de la época.

 

Fight Club

EL FIN DEL MILENIO EN EL CINE

Las películas de 1999, sostiene Raftery, “reflejan la ansiedad por la proximidad del fin del milenio, se sirvieron de la popularización del internet e, incluso, fueron tocadas por los hechos de Columbine ocurridos en abril de ese mismo año”. Además, estos filmes compartieron una mirada vanguardista que no temió servirse del pasado para dibujar el futuro.

Por ejemplo, en Rushmore hay ecos de The Graduate, en The Matrix resulta casi imposible no pensar en Blade Runner y en Following Christopher Nolan ya dejaba ver su admiración por la obra de Stanley Kubrick como una de sus grandes influencias.

Te puede interesar:  Los nominados para los SAG 2020: la antesala del Oscar

Sin embargo esta apuesta por la originalidad y la innovación no estuvo exenta de discusiones, dudas y temores al interior de las producciones. El autor nos permite conocer de voz de sus protagonistas los detalles detrás de cámaras.

Hoy pensamos en películas como Following, Being John Malkovich, Run Lola Run, The Matrix, The Sixth Sense, The Matrix y Fight Club como apuestas ganadas, pero los espectadores nunca experimentamos el temor que conlleva arrojar los dados.

Un ejemplo: David Fincher y los ejecutivos de Fox, quienes luego del tiroteo en Columbine se vieron obligados a posponer el estreno de Fight Club. Ambos temían ser acusados de incitar a la violencia en un contexto en el que las heridas por la masacre seguían abiertas.

O bien, como la anécdota relatada por el propio Fincher en la cual los responsables del marketing en Fox le dijeron que no sabían cómo vender su película. Decían que los hombres no querrían ver a Brad Pitt sin camisa, mientras que a las mujeres no les gustaría verlo ensangrentado.

Episodio I de 1999

LA NOSTALGIA DE HOLLYWOOD

Con Best. Movie. Year. Ever.: How 1999 Blew Up the Big Screen, Raftery no solo nos invita a conocer las historias detrás de las historias, sino que provoca un impulso por revisitarlas a la par que se avanza a través del texto. La narrativa, las anécdotas y los argumentos que entreteje el escritor, provocan la necesidad de ver un vez más, filmes ya añejados en nuestros recuerdos: The Mummy porque ya la habíamos visto suficientes veces haciendo zapping en la era pre-Netflix; American Pie porque ya creíamos tener edad suficiente como para regresar a nuestras memorias adolescentes; o Star Wars: The Phantom Menace porque no toleramos a Jar Jar Binks.

Te puede interesar:  22 cosas que pensé al visitar “En casa con mis monstruos” de Guillermo del Toro

Si bien es cierto que estas películas están en el lugar más oscuro del sótano de nuestra memoria cinematográfica. Si uno juega a revisar 1999 de la mano del libro, es muy probable que acepte la invitación a verlas nuevamente desde la perspectiva de Raftery para, seguramente, entrar en controversia con él.

A 20 años del que Brian Raftery considera que fue el último gran año para Hollywood. Ahora que las salas de cine se encuentran dominadas por los superhéroes, las secuelas y los remakes, Best. Movie. Year. Ever.: How 1999 Blew Up the Big Screen, nos recuerda el valor de contar con historias originales.

American Beauty ganadora del Oscar 1999

Además, entendemos cómo la calidad y la innovación artística, no están peleadas con la idea de un cine comercial ni redituable. Películas como The Sixth Sense, The Matrix y American Beauty colocándose en segundo, cuarto y noveno lugar en recaudación en taquilla a nivel mundial.

En 1999 un grupo de cineastas cambiaron el juego del cine para siempre, pero la pregunta que permanece en el aire es: ¿estamos cada vez más cerca o más lejos de volver a tener un año como el que defiende Raftery?

 

RAÚL OROZCO

Soy Raúl Orozco, politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.

Pueden seguirla en Twitter e Instagram

 

Sexto sentido 1999



 

Hola… en Filmsteria no solamente hablamos de cine, ahora también lo escribimos. Amamos compartir nuestro amor por la cultura pop, las películas y series.

Sabemos que esta pasión es parecida a la de muchos de ustedes, por lo cual los invitamos a formar parte de este proyecto. Si quieres colaborar con nosotros, mándanos un mail a contacto@filmsteria.com

Esta es una oferta que no podrás rechazar.


Acerca de Raúl Orozco 24 Articles
Politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.