Historia de un crimen: La búsqueda, la serie de Netflix sobre el caso Paulette

El famoso caso de la niña Paulette vuelve a estar en boca de todos gracias a esta serie de Netflix, Historia de un crimen: La búsqueda. ¿Vale la pena verla?

historia-de-un-crimen

México es un país en el que los crímenes, por sí mismos, han dejado de ser noticia. Sin embargo, hay casos que, bien sea por su atrocidad o por el misterio que les envuelve, logran ocupar un lugar en la memoria colectiva. Ese fue el caso de Paulette, la niña alcanzada por la tragedia en la primavera de 2010, cuya historia es recreada en la nueva serie de Netflix, Historia de un crimen: La búsqueda.

Los detalles oficiales alrededor de esta lamentable y turbia historia son conocidos. La niña durmió en su cama una noche de domingo y al día siguiente fue reportada como desaparecida. Pasados nueve días Paulette fue encontrada sin vida por las autoridades en un pequeño espacio entre el colchón y la base de la cama, asfixiada accidentalmente. La versión oficial de los hechos causó incredulidad e indignación en todo el país.

A través de sus seis capítulos de alrededor de 40 minutos de duración, Historia de un crimen: La búsqueda, de Netflix, ficcionaliza sobre el la versión oficial de la historia, los rumores alrededor de ésta y las diferentes hipótesis asociadas a los hechos que corrieron en el imaginario mexicano. Sin embargo, la serie está saturada de problemas de forma y fondo.

 

-Publicidad-

Una sátira que no es

La sátira, como subgénero en las artes, se propone evidenciar personas, conductas o acontecimientos indignantes a través de la ridiculización de los mismos. Así, la sátira política denuncia a las autoridades, la corrupción y el tráfico de influencias, por mencionar algunos ejemplos. México, bien sea desde el cabaret o del cartón, tiene una larga tradición en la materia con una clase política que alimenta con facilidad al género.

En una lectura condescendiente podría decirse que Historia de un crimen: La búsqueda es una sátira, pero los constantes cambios en su tono exhiben una confusión en la presentación de personajes y acontecimientos que atentan contra la propia serie. No hay indolencia en satirizar una tragedia, pero cuando no hay un cuidado casi quirúrgico en el tono se corre el riesgo de caer en el terreno del despropósito. 

La historia oficial sobre el caso de Paulette es absurda. Es comprensible que a partir de ello se haya visualizado a la sátira como un tono que calzara a la historia que se quería contar en la pantalla. Pero los personajes, los diálogos y algunas de las escenas son intratables. Cuando los elementos de la sátira no se encuentran en armonía lo que obtenemos, como en el caso de esta serie, son rechinidos de pizarra.

Netflix estrena el tráiler de Historia de un crimen: La búsqueda ...

 

Cuando el personaje caricaturiza al actor

En Historia de un crimen: La búsqueda queda clara la intención de ridiculizar a los personajes que, de alguna manera u otra, estuvieron relacionados con la misteriosa muerte de la niña. La incompetencia, la maldad, los intereses ocultos y el cinismo de estos personajes se debía exponer, según la propia serie. Esta decisión al margen de gustar, atenta contra su propósito.

Sin importar cuánto conozca el espectador sobre la ineptitud evidenciada por Alberto Bazbaz -entonces Procurador de Justicia del Estado de México- en el caso Paulette, ya que la historia y el personaje deben sostenerse por encima de la anécdota, el nivel de torpeza con el que se le retrata raya en la inverosimilitud. Y ese es sólo el caso más evidente con el que la serie hace esto, no el único.

Te puede interesar:  365 DNI: ¿porno para mujeres en Netflix?

A muchos de los actores que aquí lucen mal los hemos visto haciendo buenas interpretaciones en otros trabajos. Entre los roles principales, Regina Blandón y Diana Bovio logran imprimir algo de dignidad a sus personajes, lo mismo que Fernando Bonilla en un papel secundario. 

Darío Yazbek (Alberto Bazbaz) y Adrián Ladrón (Alfredo Cervantes) están en un nivel inferior al de sus capacidades derivado, probablemente, de la dirección. El caso más notorio de los dos es el de Yazbek, ya que su esfuerzo por ridiculizar al personaje termina cuestionando su aptitud para representar el papel.

Reseña: 'Historia de un Crimen: La Búsqueda'

Una serie indefendible

Es previsible que haya quienes en defensa de la serie argumenten que su tono y su objetivo no fueron comprendidos por una falta de sensibilidad o contacto con la sátira. Sin embargo, Historia de un crimen: La búsqueda es indefendible desde cualquier arista. 

A nivel internacional, por citar un caso sobre cómo satirizar a un personaje poderoso y ridiculizarlo sin que pierda credibilidad, está el caso de Vice y la representación que Sam Rockwell hizo de George W. Bush, la cual le valió una nominación al Oscar a Mejor Actor de Reparto. 

En lo que respecta a producciones mexicanas sobre crímenes que giren en torno a un crimen en particular y en el cual se vea inmiscuida la clase política se encuentran Un extraño enemigo, de Amazon, y la propia Historia de un crimen: Colosio, también de Netflix. Ambos trabajos superiores, en cualquier rubro, a Historia de un crimen: La búsqueda.


Acerca de Raúl Orozco 50 Articles
Politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.