Vader vs Lucas: la razón por la que George Lucas tenía vetado a David Prowse

David-Prowse-contra-George-Lucas

Cuando en 1976 David Prowse acudió a un llamado para una extraña película de aventura espacial llamada Star Wars, el mismísimo George Lucas le presentó dos opciones.

 

-La primera es que interpretes a Chewbacca- dijo Lucas

-¿Qué es un Chewbacca? – le respondió Prowse

-Publicidad-

-Es una especie de gorila, peludo, de dos metros, está del lado de los buenos.

 

Prowse pensó que estar bajo un traje peludo por tres meses no era precisamente la mejor idea para el verano.

-¿Cuál es la segunda opción? – respondió Prowse

-La otra opción es que hagas a Darth Vader, el villano de la película.

-Todo mundo recuerda al villano, George, me quedo con ese papel

 

Así de fácil eran las cosas en aquel tiempo en Hollywood. Lo que hoy llevaría meses de castings con actores famosos, antes se decidía casi con lanzar de una moneda. Águila o sol.

Pero lo que no sabía en ese momento David Prowse, aquel oriundo de Bristol, de padre ausente y familia pobre, fisicoculturista, amigo de Schwarzenegger y Lou Ferrigno, actor en varias películas de la Hammer (siempre la hizo de monstruo), que llegó a trabajar incluso con Kubrik (Naranja Mecánica, 1971), es que George lo convertiría en el mayor villano en la historia del cine, y que a la vez la ira de los abogados de Lucas lo convertirían en el villano de la saga de Star Wars, al grado de volverlo un paria de todo el imperio Star Wars.

darth-vader-david-prowse

 

Vivir tras la máscara

En ninguna de las películas de la saga se vio su rostro ni se escuchó su voz, pero el británico David Prowse prestó sus más de dos metros de estatura y su imponente lenguaje corporal en la trilogía original de Star Wars.

El actor ha fallecido este domingo a los 85 años de edad en Londres. En 2015 se estrenó el documental I Am Your Father de Toni Bestard y Marcos Cabotá, con una relativamente breve paso por  Netflix. Hoy no está disponible en ninguna plataforma digital en México.

«Todo el mundo sabe quién es Darth Vader. Vayas donde vayas, si ves una imagen, sabes quién es. Pero, ¿Quién es el hombre que se encuentra detrás de la máscara más famosa de la historia del cine?» pregunta Marcos Cabotá en un documental que nos cuenta una historia de rencor, absurdos e injusticia: la historia de David Prowse.

La frustración de ser Vader

El hombre que en las trilogía original de Star Wars encarnó a Darth Vader, quizá el villano más relevante en la historia audiovisual y, sin embargo, a diferencia del resto del elenco, fue privado del merecido reconocimiento como parte de una obra que, en buena medida, determinó el curso de la forma de hacer cine en Hollywood.

El documental narra la historia de frustración con la que Prowse vivió su paso por Star Wars. El actor no sabía que su voz sería eliminada del corte final para poner la imponente presencia vocal de James Earl Jones.

No hemos de negar que el timbre de Earl Jones va más acorde con la imagen del legendario personaje y resultaría inimaginable escucharlo de otra forma. Prowse terminó entendiendo de buena gana el hecho, pero cuando al fin la historia hacía posible que, en una de las escenas más conmovedoras de la saga, pudiéramos conocer el verdadero rostro de Darth Vader, este fue sustituido una vez más, ahora por el actor Sebastian Saw.

¿Por qué Lucas tomó esta decisión?, ¿realmente era mucho problema que Prowse mostrara finalmente su rostro por menos de un minuto?

 

Vader vs Lucas: el origen del conflicto

En 1977, antes del estreno de Episode IV: A New Hope, David Prowse da una entrevista a un periódico local. En ella le preguntan si cree que habrá secuelas de la película, la respuesta de Prowse es sorprendente: dice que le gustaría y da ideas sobre cómo podría ir la historia, en una de esas posibilidades dice que Darth Vader podría ser el padre de Luke, y no solo eso, sino que podrían enfrentarse en una batalla de sables.

Estamos hablando de tiempos previos a la comunicación instantánea y a la pronta viralización de la información, pero aunque esa entrevista no tuvo demasiada repercusión, es un hecho que revelaba (sin querer) el secreto mejor guardado de la historia: Darth Vader en efecto era el padre de Luke.

vader-lucas-kershner

La furia de Lucas

David Prowse no recibió mayores comentarios al respecto. Filmó sin problemas Episodio V y regresó para el episodio VI, es entonces cuando las cosas se pusieron “extrañas” por decirlo de alguna manera.

Resulta que el director Richard Marquand básicamente ignoraba a David Prowse, quien llegaba al set, se vestía, esperaba, y nunca era llamado a escena, la gran mayoría de estas era realizada con el stunt de peligro, llamado Bob Anderson.

Casi rogando por que lo pusieran a escena (supuestamente en la escena final donde Vader arroja al Emperador al vacío, fue Prowse quien sugirió la acción y la realizó sin efectos especiales, aprovechando su musculatura de fisicoculturista), Prowse recordaría ese rodaje como el peor de la historia.

Te puede interesar:  Star Wars: los 10 momentos más cool de la saga

Pero la situación que enfureció a Lucas fue otra entrevista, ahora con el Daily Mail, donde supuestamente Prowse revelaba la muerte de Darth Vader para el tercer capítulo. Según el documental de Bestar y Cabotá, la información se filtró del set de filmación y los reporteros del Daily Mail buscaron a Prowse para confirmar la nota (sabiendo su proclividad de hablar con la prensa). El actor negó saber sobre el destino de Vader “Aquí no me cuentan nada”, dijo Prowse, “ya se les hizo hábito”.

El problema es que al otro día el titular decía que Prowse había hecho esa revelación y Lucas (comprensiblemente) enfureció, lo mandó llamar y lo reprendió. Aún no se había filmado la escena donde se retira el casco a Darth Vader y Prowse no sabía que sería sustituído. El actor se enteró hasta que vio la película.

¿Acaso la furia de Lucas habría influído en esa decisión de cambiar de actor para representar a Vader sin el casco?

 

Desterrado de Star Wars

La furia de George Lucas trascendió la trilogía original. David Prowse no sólo fue sustituido en la escena final, sino que a partir de entonces fue ignorado como la parte fundamental del elenco de Star Wars.

A diferencia de muchos de sus colegas (Anthony Daniels, Keny Baker, Peter Mayhew) que son invitados oficialmente a los eventos de Star Wars (desde las convenciones hasta el lanzamiento de la tercera trilogía), David Prowse nunca fue convocado para participar en convenciones, promociones ni premieres, incluso después de que la franquicia hubiera sido vendida por Lucas a Disney.

Lucas nunca se disculpó con David Prowse. El documental de Toni Bestard, Marcos Cabotá entrevistó al reportero que sacó la nota del Daily Mail y a cuadro declara que Prowse jamás reveló el destino de Darth Vader. No obstante, ni Disney ni Lucasfilms se pronunciaron nunca a favor del actor.

Ahora, tras su muerte, ¿aquellas empresas se dignarán siquiera de lanzar un tuit reconociendo el aporte de David Prowse a la saga que ha generado miles de millones de dólares?

Un poco de justicia

A modo de desagravio, los directores de I Am Your Father decidieron filmar de nueva cuenta aquella escena en la que Luke le quita el casco a Darth Vader, pero ahora con David Prowse y su voz en las frases que le fueron arrebatadas.

Naturalmente Lucasfilms no dio su consentimiento para que esa escena formara parte del documental. Solamente pudo ser vista por el actor y un puñado de personas en una función privada en Madrid.

Hoy, con su muerte, queda claro que la sentencia de resentimiento de George Lucas fue a cadena perpetua. El actor a quien sin duda debemos gran parte de la potencia de aquella historia, murió sin recibir el indulto, ni del hombre, ni del estudio. Su personaje es, probablemente, una de las figuras más reconocidas en el mundo; su rostro, sin embargo, es casi anónimo.

 

¿Quién es el verdadero villano?

Después de las precuelas y secuelas, de la forma en que una película independiente se convirtió en una descomunal caja registradora, con todos los intereses puestos en las ganancias y no en la historia, queda claro que el verdadero villano del cuento, el que vive en el lado oscuro, es su padre y no se llama Anakin, se llama George.

I Am Your Father es un maravilloso documental que cuenta su historia. Ojalá tío Netflix la regrese a su plataforma, merece David Prowse otro encuentro con su público y, también ojalá, ese pietaje secreto, con la escena filmada en la piel de Prowse, llegue por accidente a la deep web y, poco a poco, de mano en mano, de torrente en torrente y de computadora en computadora, muchos tengamos posibilidad de verlo.

Es la única manera de que la resistencia le plante cara al imperio.

Suerte David, que la fuerza esté contigo.