The Last Dance: el documental definitivo sobre Jordan

En The Last Dance, la estrella es Jordan, pero la historia son los Chicago Bulls y las complicaciones para llegar a su último campeonato

The Last Dance

Si fuiste niño o adolescente en la década de los 90, existía un ritual al cual era difícil resistirse: ver los partidos de los Bulls de Chicago y Michael Jordan en la televisión abierta nacional. La ceremonia empezaba con ‘Sirius’, la canción con la que abría el disco ‘Eye in the Sky’ de la banda The Alan Parsons Project. Al unísono, el locutor del estadio de los Bulls, Ray Clay, anunciaba uno a uno a los jugadores, dejando al mejor para el final: “And now… Michaeeeel Jooordaaan!”.

No importaba contra quien jugaran, no importaba incluso si perdían, ver a los toros de la era de Michael Jordan era todo un espectáculo. Estábamos frente a uno de los atletas más importantes en la historia de la humanidad. Alguien que desafiaba la gravedad a cada segundo y cuyo objetivo en esta vida era uno solo: ganar.

Gracias a Jordan supimos que un hombre puede volar.

 

-Publicidad-

The Last Dance -documental dirigido por Jason Hehir, veterano de los filmes deportivos- nos lleva de regreso a esas tardes en el televisor que, si había suerte, se transformaban en tardes de juego en la cancha de basket con los amigos de la cuadra.

Con estreno este lunes 20 de abril en la plataforma de Netflix, The Last Dance no sólo es la crónica de las hazañas de un hombre, sino también el recuento de la recta final de un equipo legendario. Un duro proceso que incluyó peleas, insultos, abandonos, lesiones y la ruptura de viejas amistades.

The Last Dance - Michael Jordan

El Último Baile

El punto de partida de este documental es uno de los momentos más críticos para los Bulls de Chicago: la temporada 97-98, donde equipo y  su entrenador (el mítico Phil Jackson), tenían los días contados dado que la gerencia decidió que era momento de llevar sangre nueva al equipo.

De forma intercalada y mediante flashbacks, conocemos el inicio de esta historia, que no es sino los inicios de Jordan en el basketball profesional, su llegada a los Bulls, el acelerado ascenso, la difícil integración con el equipo, su mancuerna con Scottie Pippen, y su lucha por mantener un equipo unido alrededor de él como elemento indispensable para el triunfo.

El documental no titubea al momento de mostrar a otro jugador determinante en esta historia: la política. Y es que son justo las decisiones que se toman tras un escritorio (y no en la cancha) las que definieron el rumbo de los Bulls: desde problemas contractuales (el bajísimo salario de Scottie Pippen) hasta la rivalidad entre la gerencia y la gran estrella del equipo: Michael Jordan.

Te puede interesar:  5 Documentales Musicales de Netflix que debes ver

Atleta irrepetible

Jugador ejemplar, disciplinado hasta el exceso, con una implacable filosofía sobre el juego y sobre la vida, (“Juego para ganar… y no permitiré que nada se interponga en mi deseo de ganar”), sólo es comparable con Muhammad Ali o Babe Ruth, Jordan es un fenómeno inigualable no sólo por sus logros en la cancha sino por su carisma, su competitividad y su determinación a prueba de todo.

Con dos episodios nuevos cada lunes- la serie contará con diez capítulos, por lo que no se omitirá el lado B de esta historia, a saber: los problemas de apuestas de Jordan, la trágica muerte de su padre, la llegada de Dennis Rodman, y el esfuerzo constante de un hombre por llevar a sus compañeros de equipo a esforzarse más, jugar más rudo y ganar. Siempre ganar.