Joker: mitos y verdades sobre su enfermedad mental

Uno de los aspectos más polémicos de Joker, el filme de Todd Phillips, es la forma en como describe la enfermedad mental, ¿qué es verdad y qué es mito?

«Cuando era niño y le decía a la gente que iba a ser comediante, todos se reían de mí. Bueno, nadie se está riendo ahora».

MITO 4: ¿SE RÍE PORQUE ESTÁ LOCO?

joker

Uno de los síntomas más atractivos para el público, es la risa nerviosa de Joker. Dicha “condición”, como él la nombra en la tarjeta que presenta a la señora del autobús, puede desencadenarse por diversas causas.

Una de las razones más lógicas sería que se tratara de una afectación neurológica, llamada síndrome pseudobulbar. Ésta se trata de un cuadro de expresión emocional exacerbada, en pocas palabras, son ataques involuntarios de risa o llanto.

-Publicidad-
Te puede interesar:  Joker y el final que nadie entendió, explicado

Investigaciones señalan que el afecto pseudobulbar está relacionado con la epilepsia, Alzheimer, Parkinson, esclerosis múltiple y, además, existe uno que parece encajar muy bien con Arthur, que es la lesión cerebral. Hay que recordar que cuando era niño, después de ser abusado y amarrado a la calefacción, fue encontrado con un serio golpe en el cráneo. De igual forma, no deja de ser difícil y peculiar que un enfermo mental tenga este tipo de padecimiento.