Joker: mitos y verdades sobre su enfermedad mental

Uno de los aspectos más polémicos de Joker, el filme de Todd Phillips, es la forma en como describe la enfermedad mental, ¿qué es verdad y qué es mito?

«Solía pensar que mi vida era una tragedia, pero ahora me doy cuenta de que es una comedia».

MITO 2: ¿ES LO MISMO SOÑAR DESPIERTO QUE ALUCINAR?

joker-bathroom

Al inicio del filme, Arthur fantasea con ser invitado al talk show de Murray Franklin. Sabemos que sólo está utilizando su imaginación porque en ese momento es capaz de salir y regresar de su realidad frente al televisor.

El problema no sólo sucede cuando deja de tomar su medicamento, sino desde antes ya le reporta a la trabajadora social sentir que no están funcionando adecuadamente. Ella insiste en que alguna de las siete pastillas prescritas debería estar haciéndolo. Esto es una crítica en el filme a la falta de profesionalismo y síndrome de burn out que es frecuente en varios servicios públicos de salud. Es justo después de esa conversación, que aparecen las primeras alucinaciones.

-Publicidad-
Te puede interesar:  Joker es la película más rentable en la historia del cine basado en cómics

Para hacerlo más claro, los delirios son pensamientos irreales, mientras que las alucinaciones incluyen a los cinco sentidos (ver, oír, oler, saborear o tocar). Por ejemplo, la mamá de Arthur tiene ideas delirantes sobre un romance con Thomas Wayne, pero no lo oye ni lo ve; mientras que Joker en su alucinación, mira, habla y besa a su vecina. La figura de ella suele aparecer en momentos de mucha tensión: después de asesinar por primera vez, durante su presentación de stand up comedy y cuando la madre cae enferma.