Distribuidoras independientes alertan sobre cuotas para el cine mexicano

De aprobarse las cuotas para el cine mexicano, cintas europeas o asiáticas dejarían de llegar a México, alertan las distribuidoras independientes.

alertan-sobre-cuotas-al-cine-mexicano

Las cuotas para el cine mexicano, propuestas en la iniciativa de ley que se discute en el Senado, ponen en riesgo a las distribuidoras independientes mexicanas, con lo cual el cine europeo, asiático y de otras latitudes ya no se podría ver en nuestro país.

Lo anterior se expresa en un comunicado firmado por los representantes de prácticamente todas las distribuidoras independientes de cine en México -entre las que se encuentran Diamond Films, Corazón Films, Cine CANIBAL, Gussi, Nueva Era Films, entre otras- quienes le piden al Senado de la República revisar la Iniciativa de Ley Federal de Cinematografía y el Audiovisual presentada por el Senador Ricardo Monreal porque solamente privilegia “a la llamada producción nacional independiente por encima de los otros participantes de la industria”.

«Destinar un cierto porcentaje de sus salas para ciertas películas no significa que el público las vaya a consumir.»

Se trata de las distribuidoras que han traído al país películas como El secreto de sus ojos (Argentina), Un asunto de familia (Japón), Una separación (Irán), Melancolía (Dinamarca), Guerra fría (Polonia), Fuerza mayor (Suecia), Una mujer fantástica (Chile) y Sin amor (Rusia), por nombrar algunas.

-Publicidad-

Incluso cintas ganadoras del Oscar como 12 Years a Slave, Wolf of Wall Street, La La Land, El árbol de la vida, Silencio, tampoco podrían llegar a México de aprobarse la ley propuesta por el Senador Monreal.

 

Te puede interesar:  Cinemex cerraría temporalmente sus salas de cine en México

 

«Somos el eslabón más débil»

En el comunicado, las distribuidoras independientes piden se tome en cuenta la aportación económica y cultural que hacen al país, ya que ellos representan el 30% de la oferta total del mercado, generando una cadena de valor que se vería afectada con esta medida.

Los únicos beneficiados con las cuotas para el cine mexicano, dicen los distribuidores, son un pequeño número de productores nacionales. 

“No entendemos cómo es que, siendo empresas mexicanas, se pretende afectarnos bajo el argumento de que la iniciativa busca apoyar a la industria nacional. Lo que percibimos con preocupación, es que la iniciativa busca favorecer a un pequeño número de productores nacionales que califica como independientes, tanto con cuotas de exhibición como con apoyo económico, a costa del resto de la industria y en especial de los distribuidores independientes pues somos el eslabón más débil de la cadena.”

Los distribuidores indican que las cuotas para el cine mexicano no sirven de nada, ya que dar por obligación un espacio de exhibición a las cintas mexicanas no significa que por ello acudirá el público.

“Obligar a los cines, de manera artificial, a destinar un cierto porcentaje de sus salas para ciertas películas no significa que el público las vaya a consumir, únicamente significa que se estarían desplazando otras películas que se programarían en esas salas de manera natural”

 

Daño irreversible

Para finalizar, los distribuidores independientes alertan sobre el daño irreversible que esta iniciativa provocaría, sumándose además la situación actual de la exhibición, ya de por sí golpeada por la pandemia de Covid-19.

“Creemos que la Iniciativa presentada contribuiría a dañar a la exhibición y distribución independiente ocasionando un daño irreversible en el peor momento posible, violando además nuestros derechos a la libre industria y los derechos del público en general al acceso a la cultura y al esparcimiento.”

 

El texto completo del comunicado, se puede leer aquí: