Crónicas del TIFF Día 4: Feldstein, Delpy y cine argentino

Un resumen de las películas que hemos visto en el Festival de Cine de Toronto

How to Build a Girl

Bernie Feldstein es una estrella.
Tiene el carisma de pocas comediantes de la actualidad y puede hacernos reír y llorar en la misma película. Su carisma, forma de improvisación e incluso, modismos, han logrado que dejemos de pensar en ella como la hermana de Jonah Hill. Pinta para ser una de las leading actresses de la próxima década.
Sin embargo, en esta película, ni siquiera su talento la puede sacar a flote. Basada en las memorias de una periodistas de NME, How to Build a Girl toma demasiadas libertades fantásticas y obvias:  crecer duele y duele aún más convertirte en adulto a través de los errores. No vemos nada nuevo, salvo que Feldstein es una heroína inquebrantable.
Te puede interesar:  Crónicas del TIFF Día 1: Lighthouse, Malick y Amenabar

My Zoe

Julie Delpy no es una novata detrás de cámaras, pero encontramos en esta película su trabajo más sólido y que la consolida como una de las directoras más interesantes en la actualidad.
La película se divide en dos piezas, la primera parece ser una típica historia sobre el divorcio entre dos personas y cómo afecta la separación a su hija; sin embargo la segunda mitad es algo completamente sorprendente: una trama de ciencia ficción.
Poco a poco nos vamos dando cuenta la intención de la película discernir sobre la ética en la medicina y hasta dónde estamos dispuestos a cuidar a nuestros hijos.
Te puede interesar:  Crónicas del TIFF Día 2: Portrait, Andrés Wood y Satrapi

 

Las buenas intenciones

La ópera ópera prima de la directora argentina, Ana García Blaya, es una dolorosa intriga del las dinámicas familiares cuando un matrimonio separado, da la noticia que la madre y sus hijos, se piensan mudar de país.
El padre, un slacker que no sabe las responsabilidades de su rol, ve su mundo volcarse cuando la hija mayor decide quedarse con él en Buenos Aires.
La película ambientada en los 90, explora la relación entre un padre y una hija; el camino que ambos deben recorrer para comprender que el amor no se reduce a la distancia entre ellos, sino en en la complicidad de entender que siempre estarán juntos sin importar la distancia.
Te puede interesar:  Crónicas del TIFF Día 3: Parasite, Giles y Winterbottom

 

 

 

-Publicidad-

Two Popes

 

 

Fernando Mirelles a quien todos recordamos por esa joya llamada Ciudad de Dios. Ahora empieza a trabajar con Netflix y nos entrega una cinta mitad comedia, mitad drama sobre la relación entre los dos últimos Papas de la iglesia católica.

 

Con un elenco espectacular con Anthony Hopkins como Benedicto XVI y como el Papa Francisco, ni más ni menos que Jonathan Pryce, que ya muchas veces habíamos pensado que era su doble

 

La película es una plática entre ambos personajes y su visión no solamente del mundo religioso, sino de la form que la humanidad ha afrontado diferentes capítulos morales históricos y sociales. Vale la pena para entender cómo la religión ha modificado o pretende encontrar un lugar dentro del Siglo XXI.