The Righteous Gemstones: comedia de cultos religiosos

The Righteous Gemstones trata sobre la vida de los Gemstone, una carismática familia de pastores evangélicos que han hecho una fortuna en el negocio de la fe, transcurre con la normalidad. Están repletos de las comodidades que se pueden dar quienes logran convertir arenas, en templos cada domingo.

Bautizan a miles en China, abren iglesias en lugares que antes estaban ocupados por tiendas Sears e ingresan cuantiosas sumas de dinero gracias a los diezmos y ofrendas entregados por los fieles. Sin embargo, el emporio familiar se cimbra cuando Jesse (Danny McBride), el primogénito, recibe un video y una amenaza: aparece rodeado de prostitutas e inhalando cocaína.

 

Es así que el propio Danny McBride (Eastbound & Down y Vice Principals), creador de The Righteous Gemstones, nos introduce en las vidas de Eli Gemstone (John Goodman), su padre, y del resto de sus hermanos: Judy (Edi Patterson) y Kelvin (Adam Devine). Mientras Eli es un hombre que luego de la muerte de su esposa ha llevado su ministerio y la administración de sus iglesias con la seriedad, sus hijos pueden ser descritos, al menos de inicio, con una palabra: idiotas.

Te puede interesar:  Years and Years: un drama familiar con ciencia ficción

El sello creativo de Danny McBride

El humor de The Righteous Gemstones deriva de la que se está convirtiendo en la especialidad de Danny McBride: una habilidad para contar historias de idiotas y su relación con el poder. Lo hizo antes en Eastbound & Down con la historia de un jugador de la MLB convertido en profesor de educación física. EnVice Principals, con la lucha de un par de subdirectores de preparatoria por ocupar el puesto de director. Ahora en The Righteous Gemstones, con las pasiones, los intereses y las ambiciones de una familia sureña en la que cada uno de los hijos trabaja para ganarse el respeto de su padre y obtener mejores posiciones al interior de la organización.

A medida en que avanza The Righteous Gemstones y se presentan el resto de los personajes, se introducen nuevos elementos a la historia que le otorgan momentos para el humor que, en ocasiones, remite a los hermanos Coen y que es difícil ignorar cada vez que aparece John Goodman en escena. Aunque Danny McBride es el protagonista, Goodman nos vuelve a recordar su capacidad actoral y su talento tanto para la comedia como para el drama.

 

The Rightgeous Brothers con Danny McBride

El negocio de la fe

The Righteous Gemstones contiene la sensibilidad de no burlarse de los fieles religiosos (de cualquier denominación), sino de quienes hacen lucran con la fe. Por otro lado, poco a poco, y sin darnos cuenta, nos terminamos involucrando con los problemas y las preocupaciones de un grupo de personajes que no solo parecen lejanos, sino odiosos. De no haber conseguido balancear estos dos elementos, quizás estaríamos hablando de una serie fallida y The Righteous Gemstones es completamente lo contrario.

Te puede interesar:  1999: El mejor año en la historia del cine

The Rightgeous Brothers de HBO

HBO y la sátira religiosa

Sin embargo, la principal debilidad de The Righteous Gemstones la encontramos en la que pudo ser su marca como producto televisivo y que la permitiera consolidarse como un producto único: el mundo de los ministros de culto de las mega-iglesias.

Si bien es cierto que la historia se encuentra ambientada en este universo, si se trasladan los personajes y sus tramas a otro ámbito empresarial, sus narrativas se mantendrían sin problema. La gran diferencias sería que en lugar de que algunos gags cayeran sobre cuestiones religiosas, caerían sobre el mundo del cine, la moda o la industria automotriz, por mencionar algunos ejemplos.

Comedia de HBO

A The Righteous Gemstones le vendría bien echar más raíces en las profundidades de este microcosms en el que nos adentra y explotar sus usos y costumbres. Es idóneo para la comedia e interesante para los momentos en donde se busca explotar las emociones y las pasiones de los personajes.

The Righteous Gemstones está disponible en HBO (al igual que Eastbound & Down y Vice Principals) y merece, como la mayoría de sus producciones, la oportunidad de ser vista. Si se comparte el sentido del humor que Danny McBride ha impreso en sus trabajos previos, sin duda es una serie para gozarla.

 

Te puede interesar:  This Is Football: los mejores episodios del documental


Acerca de Raúl Orozco 9 Articles
Politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.