The Old Guard: Charlize Theron regresa al cine de acción

The-old-guard

El 2020 estaba destinado a ser un año en el que veríamos a mujeres protagonizando grandes producciones. Birds of Prey, Mulan, Black Widow y Wonder Woman 1984 prometían abarrotar la salas de cine alrededor del mundo antes de que la pandemia llegara. En ese mismo sentido Netflix no podía quedarse atrás y preparó The Old Guard, una millonaria película de acción protagonizada y dirigida por mujeres.

Charlize Theron in The Old Guard (2020)

-Publicidad-

Charlize Theron y sus mercenarios inmortales

The Old Guard es una película de acción protagonizada por Charlize Theron y dirigida por Gina Prince-Bythewood basada en la novela gráfica del mismo nombre. Aunque Theron ya se ha puesto la piel de mujer de acción en Mad Max: Fury Road y en Atomic Blonde, es la primera vez en la que la directora Prince-Bythewood incursiona en el género. Es así que Netflix toma el camino antes andado por cintas como Wonder Woman y Birds of Prey de entregar producciones millonarias a duplas de actriz protagonista-directora.

Este filme cuenta la historia de un pequeño grupo de mercenarios inmortales que han tenido participación en los grandes acontecimientos bélicos de la historia. El equipo es comandado por Andy (Charlize Theron) y al inicio de la película está conformado por tres hombres más. Andy no sólo dirige al grupo por ser quien más siglos ha estado presente en la tierra, sino por sus grandes dotes para la estrategia y el combate.

La Vieja Guardia corre peligro cuando, derivado de una trampa, su secreto se ve expuesto por Copley (Chiwetel Ejiofor), un agente de la CIA. A la vez que intentan huir de sus perseguidores, el equipo busca incorporar a sus filas a Nile (Kiki Layne), una joven marine quien acaba de descubrir que la muerte no se apodera de ella. A través de Nile el espectador conoce más del grupo de inmortales liderados por Andy.

Charlize Theron in The Old Guard (2020)

Buena factura, historia deficiente

Los valores de producción de The Old Guard son de primer nivel, situación que se ha vuelto recurrente en los proyectos de gran calado de Netflix. Las escenas de acción son tan interesantes como emocionantes gracias a la combinación de la coreografía y el manejo de la cámara. Visual y auditivamente el espectador se encuentra frente a un trabajo de notable calidad técnica.

Sin embargo, el filme es predecible y, por lo tanto, poco interesante cuando pretende discutir su eje articulador: la inmortalidad. Es fácil asumir que la inmortalidad aparece como un don termina por convertirse en una maldición. El problema no es la idea que por sí misma resulta siempre atractiva, sino que transita por la cinta de una manera que no sorprende. Así, cuando la acción no está presente esos baches son notorios. 

Te puede interesar:  Mucho Mucho amor: La Leyenda de Walter Mercado

Aunado a la pretendida discusión de tintes filosóficos al respecto de la inmortalidad, en la película se asoman algunas nociones sobre la ética en la ciencia. Hay en The Old Guard una corporación que busca experimentar con los inmortales y someterlos cual ratas de laboratorio bajo el argumento de un bien mayor: que el ser humano prolongue sus días sobre la tierra. Pero la discusión carece de matices porque Merrick (Harry Melling), CEO de los laboratorios, es caricaturizado como villano desde el primer momento en pantalla.

Charlize Theron and KiKi Layne in The Old Guard (2020)

¿Historias de mujeres?

The Old Guard es una historia de un hombre protagonizada por una mujer. Lo cual extraña en un contexto en el que el público está más dispuesto a ver historias de mujeres en la pantalla y en el que ellas se han abierto paso en el género de acción. Si el personaje de Andy fuera hombre y no mujer, y estuviera protagonizado por Tom Cruise en lugar de Charlize Theron, el guión podría no sufrir cambio alguno. Incluso el propio nombre, Andy, funciona para ambos sexos.

De esta forma The Old Guard parece querer colarse en la agenda feminista disfrazando a un personaje masculino de mujer. Eso, además de las consideraciones políticas y sociales que se tengan al respecto, no le sienta bien a la propia historia. Igualmente hay una intención de la historia de abanderar la causa de la diversidad sexual a través de incorporar una pareja gay en la misma. Sin embargo hay algunos diálogos y escenas en los que se nota el interés de resaltar el tema, en lugar de dejarlo fluir con naturalidad.

Charlize Theron in The Old Guard (2020)

El futuro

Desafortunadamente para The Old Guard, el cine de acción no vive solamente de acción. Mucho menos cuando ésta es ofrecida a cuenta gotas, aún cuando sea de buena calidad. Sin incurrir en spoilers, es final del filme deja la posibilidad abierta para una secuela que se antoja interesante toda vez que ya habría un antecedente de desarrollo de personajes. Es probable que el futuro de esta hipotética secuela dependa de las visualizaciones de The Old Guard, cuya producción no luce barata en lo absoluto.

 


Acerca de Raúl Orozco 36 Articles
Politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.