Spielberg fracasa: un recuento de sus peores películas

los-fracasos-de-Spielberg

A estas alturas uno habla de Spielberg como si hablara de Dios; tendrá sus detractores pero lo cierto es que hoy por hoy el hombre está en lo más alto del Olimpo del cine, tan alto que a veces se nos olvidan las veces que ha fracasado. 

Pocos musicales más amados que el “West Side Story” de Bernstein y Sondheim. Llevado al cine en 1961 de la mano de Robert Wise y Jerome Robbins, ganó la friolera de 10 óscares, siendo el musical más galardonado de la historia aún por encima de la novicia rebelde.

La noticia de que Steven Spielberg dirigiría un remake, además de debutar en la dirección de un musical en plena setentena, auguraba para muchos una mancha en una filmografía que, quizá, sea la más influyente dentro de la cultura popular.

Si bien la cinta en algunos momentos peca de una cursilería (presente en la obra original) que en muchas ocasiones detiene el ritmo frenético de la cinta, estamos aquí ante un trabajo donde se puede ver a un genio con aún mucho que mostrar: desde el nada sutil mensaje político hasta la perfecta coreografía que parece no tener fin, Spielberg entrega un trabajo de amor que al mismo tiempo convive con un lucimiento que nunca deja de desentonar con la constancia de una filmografía cercana a la perfección.

-Publicidad-
Te puede interesar:  5 Documentales Musicales de Netflix que debes ver

 

Para ganar hay que perder

Porque lo cierto es que por cada Lista de Schindler o Indiana Jones, existen momentos de su filmografía donde Spielberg fracasa como si quisiera recordarnos que él también es humano y ser de los grandes no lo hace infalible.

Lo mismito que los Coen con El quinteto de la muerte.

Así que a continuación un repaso a los momentos donde Spielberg fracasa a lo grande. 

1941 (1979)

Después del éxito mayúsculo de Tiburón, Spielberg decidió demostrar que el era un chico cool con el pulso en la contracultura que permeaba la U.S.A. de los setenta como sus amigos Coppola, Scorsese y Altman en esta cinta incoherente y saturada satira sobre la segunda guerra mundial protagonizada por los entonces muy cool y de moda John Belushi y Dan Aykroyd; Speilberg siempre ha sido honesto en que el aprendió cine gracias a la Tv y la Coca Cola y aquí, con guión de Robert Zemeckis y Bob Gale (Dupla que con Volver al futuro se anotaría un éxito por mucho mayor a esto), conoció la humildad al masticar mas de lo que podía tragar en una película que si bien tiene momentos no deja de ser una con una grandilocuencia donde su mensaje satiricopacifista nunca cuaja que hasta los fans de hueso colorado se abstienen de revisitar.

El color púrpura (1985) 

Pero Speilberg es Spielberg y dice mucho de él que El color púrpura se considere un fracaso; después de exitazos como Encuentros cercanos del tercer tipo, Indiana Jones y el Arca de la Alianza e E.T. El extraterrestre, Spielberg decidió por primera vez hacer un cine más serio adaptando la premiada obra de Alice Walker y hablando de un tema que nunca ha dejado de estar de moda: los Derechos Civiles. 

Con un cast que incluye a Whoopi Goldberg, Oprah Winfrey y Danny Glover, esta era la cinta con la cual la Academia se rendiría ante su genio, con la que se le consideraría un artista sin par.

Con once nominaciones y cero premios, cuesta creer que en algún momento se habló de Spielberg como un apestado en los premios de la Academia. Lo cierto es que este intento de solemnidad se convierte en algo en muchas ocasiones soporífero a lo largo de sus dos horas y media de duración.

Pero también fue la cinta donde aprendió a llevar un ritmo más dramático que se notaría en la infravalorada El imperio del Sol y en esa obra maestra que es La lista de Schindler, donde ahí sí los reconocimientos y las estatuillas le llovieron.

 

Siempre (1989) 

Ántes de Amor sin barreras esta era la carta de amor de Spielberg al melodrama Hollywoodense clásico; volviendo a hacer dupla con su alter ego cinematográfico Richard Dreyfuss y con el último papel de Audrey Hepburn en cine, la nostalgia y el amor no son suficientes para ocultar una historia de amor sobrenatural que nunca va a ningún lado. Nolan tiene Tenet y Spielberg tiene esto: una cinta donde se masturba el ego y se olvida de la trama.

 

La terminal (2004)

Tom Hanks+Steven Spielberg.

Resultado ideal: Después de Rescatando al soldado Ryan y Atrápame si puedes, una obra maestra del cine comparable con lo que hacían Capra y James Stewart.

Resultado: Imagino los cebollazos que se han de haber echado Director y actor planeando esta “comedia” sobre… ¿Un extranjero mágico? ¿La magia de los aeropuertos? ¿La necesidad del idioma esperanto? La sola existencia del internet hace de esta una cinta innecesaria con una cantidad absurda de tramas que no llevan a ningún lado y que solo evidencia la pretenciosidad en la cual a veces Spielberg puede llegar a caer, como ocurrió después en…

 

Indiana Jones y la calavera de Cristal (2008)

Veinte años después de ese cierre magistral que fue Indiana Jones y la última cruzada, Spielberg volvía a su amado Indiana Jones reuniendo a su elenco original con un en ese entonces muy de moda Shia LaBeouf para una nueva y muy esperada nueva historia, una donde hasta un guión de Frank Darabont había sido rechazado para contarnos la historia de un Indy harto de serlo mientras que resolvía de una vez por todas el misterio de los mayas con catástrofes nucleares que más que provocar emoción generaban incredulidad. 

Dice mucho que esta aventura nos haya parecido inverosímil a niveles de ridiculez mayúsculos tratándose justamente de una cinta de Indiana Jones.

¿Un refrigerador como Deus ex machina? ¿Neta? Ni el Sr. Spielbergo se atrevió a tanto.

Esta es nuestra lista de películas donde Spielberg fracasa. ¿Nos faltan?, ¿sobran? Compartan y comenten en redes sociales y no dejen de escuchar Filmsteria.