Parasite: la entrevista con su director, Bong Joon-Ho

Desde Nueva York, vía telefónica, Bong Joon-Ho, el director de Parasite, conversó con nosotros (traductor de por medio) sobre el cine, la posibilidad de que gane un Oscar, la película que lo hizo llorar, su aversión a los musicales y lo guapo que es Ryan Gosling.

 

Recientemente hemos visto muchas cintas con la temática de gente de bajos recursos invadiendo los espacios de gente de altos recursos (US, Mano de Obra). ¿Por qué cree que esta sea una inquietud global?

Me parece claro que hay algo en el sistema que no funciona, que tiene fallas, y tan es así que creadores de muchos países tenemos la misma inquietud. No me sorprende que haya muchas películas con el mismo tema, al contrario, me preocuparía que no fuera así.

-Publicidad-

 

¿Qué opina de las protestas mundiales contra el sistema económico?, ¿les ve viabilidad?

Lo que no me gusta de estos movimientos (y es lo que trato de expresar en mi cine) es que las cosas son mucho más complejas que sólo dos bandos peleando, no se trata de buenos contra malos. En mi película no están peleando pobres contra ricos, ni buenos contra malos. El ser humano es mucho más complejo que eso.

En su cine siempre hay crítica social pero también mucho humor. ¿por qué es tan importante el humor?

Me han dicho mucho eso, que en mis películas siempre hay humor. Lo raro es que nunca nos damos cuenta de eso al estar filmando, siempre es después, en la edición del producto final. Ni los actores ni yo estamos buscando hacer algo chistoso, simplemente sucede de manera natural, como caminar o respirar. Y quiero mantenerlo así, ¿sabes?, no queremos forzar a que salga algo chistoso. 

 

Como espectador ¿cuál género cinematográfico es su favorito?

Me gusta todo excepto los musicales [ríe]. Me gustan las historias inestables que generen dudas, como el suspenso, o el horror. No me gustan los musicales pero no es un problema del género,  más bien el del problema soy yo, pero es que no puedo evitarlo, cuando los personajes empiezan a bailar y cantar a me dan pena.

Te puede interesar:  Los mejores directores de la década 2010-2019

Ahora que acaba la década, quiero hacer el ejercicio de preguntarle sobre tres películas que me parecen emblemáticas de los últimos 10 años y saber su opinión sobre ellas, ¿le parece?

¡Adelante!

ROMA [de Alfonso Cuarón]

Una película hermosísima, muy controlada. Lo que más me llama la atención de ella es la edición de sonido y el hecho de que es un cineasta hablando de su vida misma. Cuarón es un auténtico maestro. 

US [de Jordan Peele]

Igual que Get Out, US me parece estupenda, con ideas muy originales. Todo mundo la cataloga como una película de terror pero para mi es una cinta sobre la condición de la raza negra en los Estados Unidos. Me encanta el diseño visual y la intensidad de la mirada de sus personajes.

MAD MAX: FURY ROAD [de George Miller]

Cuando la vi por primera vez, lloré en la escena de la tormenta de arena. Me parece que es absolutamente hermosa. Conozco personalmente a George Miller y se lo he dicho. Es una película perfecta a la cual no se le puede criticar absolutamente nada, solo hay que verla en el cine, regresar a la casa por un trago y dormir. No importa lo que uno opine de la película, la película es una obra maestra total y punto. 

 

Le quería preguntar sobre La La Land, pero creo que ya sé la respuesta…

En su momento vi La La Land. Admito que de los musicales que he visto es el que menos pena me ha dado ver. Además tiene la ventaja de que Ryan Gosling es muy guapo, si yo fuera mujer sería super fan de ese hombre.

 

¿Cuál cree usted que es el estado actual del cine?

Las plataformas de streaming cada vez se consolidan más, pero no obstante yo siento que el cine va a seguir para siempre. La sala de cine sigue siendo el lugar ideal para ver películas, es ahí donde la experiencia se vive mejor y además sin interrupciones. 

 

Cuál es su ánimo frente a la posibilidad cada vez mayor de llevarse el Oscar, ¿le da igual?

Gracias a la Palma de Oro en Cannes, Parasite ha sido una película con mucho éxito. Han sido días muy felices y muy divertidos. El premio ayudó a que la película se pudiera ver en muchos más países y eso me tiene muy contento. Parasite ha sido una película que ha recibido muchas bendiciones. No tengo absolutamente ninguna expectativa respecto al Oscar. Sería muy divertido ganarlo, pero no es algo que me tenga nervioso ni mucho menos.

 

¡Vamos! ahorita está tranquilo, pero el día de la entrega…

No creo, el día que Parasite ganó en Cannes yo estaba muy tranquilo, no soy un hombre que se ponga nervioso. Tampoco planeo mis discursos y mucho menos pienso en los festejos posteriores. Simplemente subo al estrado y ya.