Lorena, la de pies ligeros. Documental de Netflix atleta tarahumara

Rarámuri significa de pies ligeros, o bien, pies que corren. Eso es lo que hace Lorena Ramírez, la ultramaratonista proveniente de las escabrosas barrancas de la Sierra Tarahumara que ha conquistado la atención del mundo. Lorena corre grandes distancias enfundada en los vestidos tradicionales de su pueblo y calzada solamente con sandalias.

La joven rarámuri es la protagonista del cortometraje documental Lorena, la de pies ligeros de Netflix, en el cual participan Gael García Bernal como productor y Juan Carlos Rulfo como director, que tiene como propósito asomarse a la vida de una de las figuras más reconocidas de un pueblo al cual no le gusta ser visto. Aunque es difícil no llamar la atención cuando se es una mujer que domina competencias de 50, 80 y 100 kilómetros sin tecnología deportiva.

 

Un documental sobre la vida, correr y los raramuris

Lorena, la de pies ligeros sigue a Lorena Ramírez en la cotidianidad de su vida en una comunidad escondida en la Sierra Tarahumara. También vermos cómo se desarrolla en los circuitos trazados para las pruebas de ultramaratón, donde es reconocida como una figura del deporte y en el que ha ganado una popularidad que lejos de halagarle, le confunde.

El trabajo presentado por Juan Carlos Rulfo es en ciertos momentos contemplativo y de un ritmo pausado, quizás obligado por la propia personalidad de Lorena -a veces tímida, a veces apartada. Rulfo respeta la propia identidad del pueblo rarámuri, acostumbrado a estar lejos de todo y de todos.

Esta distancia entre Lorena y la cámara, entre ella y los otros, se convierte en una brecha entre el relato y el espectador. Aunque Lorena, la de pies ligeros presenta algunos momentos interesantes acompañados de frases en las que Lorena transmite su sentir sobre correr y la manera en que ve la vida, se percibe una ausencia de intimidad. Una caracteristica que suele buscarse en documentales y que el propio Juan Carlos Rulfo había presentado ya en En el hoyo (2006).

Te puede interesar:  Knives Out: el gran giro de tuerca de Rian Johnson

Dice Christopher McDougall, en su libro Nacidos para correr (2009), que los Tarahumara “han pasado el tiempo perfeccionando el arte de la invisibilidad” y que ellos “no pueden ser vistos a menos que quieran ser vistos”.

Esa dificultad para establecer contacto cercano con los rarámuri se siente en el documental sobre Lorena. Sin embargo, resulta significativo contar con una mirada que permita conocer la historia de una gran atleta que honra la historia y el legado de su pueblo, la historia de la gente de los pies ligeros.


Acerca de Raúl Orozco 17 Articles
Politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.