The Dead Dont Die: Jim Jarmusch y los zombies indies

The Dead Dont Die de Jim Jarmusch

En el mundo cinematográfico de los zombies zombies existe una gran variedad de películas. Desde los clásicos como La Noche de los Muertos Vivientes (1968) de George Romero, hasta la comedia de terror como Zombieland (2009); y por supuesto, las cintas de zombie acción, Resident Evil (2002) o Guerra Mundia Z (2013) .

En esta ocasión, llega una cinta zombies poco convencional: The Dead Don’t Die (2019). Escrita y dirigida por Jim Jarmusch, responsable de cintas cmo Solo los Amantes Sobreviven (2013), Ghost Dog y Broken Flowers.

 

El apocalípsis de Jarmusch

Jim Jarmusch desarrolla la trama en un pueblo de Estados Unidos, donde los policías, Cliff Robertson (Bill Murray), Ronnie Peterson (Adam Driver) y Mindy Morrison (Chloë Sevingy), deben detener el apocalipsis zombie, ocasionado por una ruptura polar y un cambio en el eje natural de la Tierra.

Si son fans de las cintas e historias de zombies, The Dead Don’t Die puede ser que esta película los deje un poco decepcionados: a pesar de obedecer a las reglas tradicionales del genero se desarrolla de una forma poco convencional.

Claro que esto no significa que el filme sea fallido, al contrario, Jim Jarmusch ejecuta la dirección tanto de cámaras como de actores con su talento natural. A lo largo de la cinta coloca a los personajes en escenarios convencionales, pero dentro de situaciones fuera de lo ordinario.

Algo de lo que hace diferente a esta producción, precisamente son las actuaciones. Los protagonistas parecieran estar frente a problemas insignificantes (aún cuando eso signifique una horda de caminantes hambrientos) con la finalidad simplemente de parodiar a otras películas del género.

Te puede interesar:  Lorena, la de pies ligeros. Documental de Netflix atleta tarahumara

 

Bill Murray, Adam Driver, Tilda Swinton vs zombies

The Dead Don’t Die se toma su tiempo para desarrollar la trama, a paso zombie, inserta a grandes personalidades en la pantalla en forma de cameos. Esto se convierte en un acierto, ya que tener tantos actores de renombre, podría provocar que se volviera torpe y confusa.

Jarsmuch deja en claro que está película es un proyecto personal, una historia que utiliza a los zombies como pretexto para hablar de las inquietudes del director: cambio climático, consumismo y la apatía infecciosa que la humanidad esta padeciendo en la actualidad.

Si son fanáticos de cintas como El Desesperar de los Muertos (2004) y Amor Zombie (2014) o son fanáticos de George Romero, el cual tiene más de un tributo en la historia, sin duda disfrutarán de The Dead Don’t Die.


Acerca de Sargento Fahrenheit 3 Articles
Critico-reseñista de cine, endemoniado amante de cine de genero, analista fílmico en Ciudad 52. Cofundador y Sargento en el Mórbido Army.