El Arte de Defenderse, o el significado de ser hombre

En 'El Arte de Defenderse', un chico toma clases de karate y lo que encuentra es toda una filosofía sobre lo que significa ser hombre.

El Arte de Defenderse

Si alguna vez han asistido a una clase de karate sabrán que uno de sus objetivos es desarrollar habilidades físicas y mentales que ayuden a encontrar el equilibrio personal. Es decir, su práctica está más cercana a ser una filosofía que un deporte de competencia. Sin embargo, las clases a las que se apuntó Casey, personaje interpretado por Jesse Eisenberg y protagonista de El Arte de Defenderse (The Art of Self Defense) , no podrían estar más alejadas de esa descripción.

La razón de lo anterior es que el director Riley Stearns utiliza el karate como un vehículo para hablar sobre un problema que lleva siglos instaurado en nuestra sociedad y que afecta por igual a mujeres y hombres: el machismo

Demasiado mujer para ser hombre

Stearns plantea una particular crítica sobre las dinámicas de poder que llevan a los hombres a vivir en una constante competencia para demostrarse a sí mismos, y a sus congéneres, que poseen “cualidades” de macho alfa; es decir, que son varoniles, fuertes y muy, muy rudos.

En cierto punto de la historia, Sensei, el severo líder del dojo interpretado por Alessandro Nivola, le pregunta a Casey el origen de su perro. Este le responde que se trata de una raza alemana, lo cual celebra; sin embargo, se decepciona cuando le aclara que se trata de un perro salchicha.

Te puede interesar:  Series: GLOW, las chicas siguen queriendo pelear

En otro momento, Sensei habla sobre como Anna (Imogen Poots)  –única mujer en la clase-  nunca podrá obtener el grado más alto del dojo ya que “es demasiado mujer para ser hombre”.

Al inicio, el personaje de Jesse Eisenberg (quien llega a esta academia después de ser golpeado por un grupo de encapuchados) observa éstas y otras actitudes como algo normal, incluso decide adoptarlas en pos de cambiar su personalidad retraída y “poco masculina”. No obstante, y a diferencia de lo que pocas veces ocurre en la realidad, comienza a cuestionarse lo saludable de estos comportamientos y la evidente alienación a la que están sometidos sus compañeros de clase, incluyendo la propia Anna.

El machismo da risa

Todo lo anterior podría sonar a un drama súper intenso y azotado, sin embargo se presenta como una divertida comedia negra (con ciertas alusiones títulos como Forrest Gump o Karate Kid) que por momentos llega a ser incomoda y algo absurda.

Cabe resaltar la elección de Jesse Eisenberg para el papel principal, pues pareciera confirmase su condena a destacar en proyectos en los que interpreta al tipo raro y solitario. Lo cual hace bastante bien, por cierto.

El arte de defenderse es una curiosa aproximación a un tema tan denso que, a través de la risa y la ridiculización, encuentra la posibilidad de abrir la conversación.


SARAI ROSAS BAUTISTA 

Soy Sarai Rosas Bautista, licenciada en Comunicación y Periodismo por la UNAM. Amo el cine, así que paso la mayor parte del tiempo aprendiendo sobre él. Disfruto viajar y ser una nerd.

Twitter e Instagram: @sexta_fila


Acerca de Sarai Rosas Bautista 4 Articles
Soy Sarai Rosas Bautista, licenciada en Comunicación y Periodismo por la UNAM. Amo el cine, así que paso la mayor parte del tiempo aprendiendo sobre él. Disfruto viajar y ser una nerd.