Vampyr: el mito del vampiro en su edición Criterion

Vampyr

Vampyr (1932) tiene un lugar en la historia como una de las primeras aproximaciones al mito del vampiro en el cine. Junto con otros clásicos de la época, la cinta de Carl Th. Dreyer configuró la concepción actual que sobre esta criatura se tiene. Esto lo logró acompañado de una estética visual que encanta a quienes se siguen acercando a la obra que hoy está disponible en el catálogo de The Criterion Collection.

VAMPYR - Insomnia

El filme: el vampiro de Dreyer

Desde temprana edad el cine se dejó seducir por la figura del vampiro. Vampyr de Carl Th. Dreyer no sólo se inserta en esta tradición, sino que junto con Nosferatu (1922) y Dracula (1931) moldearon la imagen que hoy tenemos sobre estas criaturas: seres inmortales sedientos de sangre que a través de una mordida infectan y transforman a sus víctimas en uno de los suyos.

En Vampyr un hombre de nombre Allan Grey (Julian West) nos hace parte de una pesadilla en la que las fronteras de la vida y la muerte se difuminan. Luego de atestiguar inexplicables hechos, el protagonista recibe de manos de un desconocido un paquete con la leyenda “Abrir en mi muerte” y una instrucción: ella no debe morir.

-Publicidad-
Te puede interesar:  Following: la ópera prima de Christopher Nolan en edición Criterion

Dreyer decide así introducir al espectador en una atmósfera de misterio y duda que reviste con imágenes que pisan los terrenos del surrealismo y el expresionismo. A través de la composición, del uso de las sombras y una destacada sensibilidad por lo visual, el director entrega un filme lleno de imágenes que la memoria no deja escapar.

A través de los ojos de Allan Grey y con la ayuda de un libro sobre vampiros, Dreyer expone el comportamiento de estas criaturas mientras se cuestiona sobre la inmortalidad. Como suma a lo anterior, tanto la narrativa como las imágenes de Vampyr significaron una revolución en las historias de horror en el cine, tanto por su conceptualización de lo aterrador como por la decisión de poner a las mujeres al centro de un relato de vampiros.

VAMPYR - Insomnia

El material adicional: el vampiro en formato físico

La edición Criterion de Vampyr cuenta con características que no dejan indiferente a los amantes de los formatos físicos. El concepto de la caja y los elementos que la acompañan respetan el blanco y negro en el que la película se presenta y cuenta con elementos visuales tomados de la propia cinta.

Esta edición del filme cuenta con un cuadernillo en el que se incluyen dos ensayos sobre el mismo, además de una entrevista realizada en 1964 a Baron Nicolas de Gunzburg, productor de Vampyr. Por otra parte, contiene un libro con más de 200 páginas con el guión de la película y el cuento Carmilla de Sheridan Le Fanu, que sirvió a Greyer como base de su historia. De esta manera el público puede transitar de la película, al guión y a la historia original para su gozo y análisis.

En lo que respecta al material adicional para observar en pantalla, esta edición cuenta con elementos que valen la pena para la revisión del filme. Por un lado, está el video ensayo de Casper Tybjerg que repara en las influencias de Dreyer y la influencia del filme; por otro, está el documental Carl Th. Dreyer que repasa la carrera de este cineasta. Finalmente, se puede acceder a una transmisión de radio en la que Dreyer lee un ensayo sobre el filme, mismo que en esta edición puede verse acompañado del audio comentario de Tony Rayns.

Nel 1816 isolati come oggi: libri e film tra immaginazione e incubo

Los ensayos: el vampiro a debate

El primero de los dos ensayos que contiene la edición Criterion de Vampyr es de la autoría de Mark Le Fanu, académico de cine. En Ghost and Demons Le Fanu ata hilos que conectan a Vampyr con El Gabinete del Dr. Caligari (1920), Nosferatu (1922), Fresas Salvajes (1957) e, incluso, con La Pasión de Juana de Arco (1928) del mismo Dreyer. Discusiones sobre la muerte y la inmortalidad, así como las representaciones de lo fantasmagórico o de seres demoníacos están presentes en este ensayo.

El segundo ensayo se titula Vampyr and The Vampire y su autor es el crítico de cine Kim Newman. Este texto lleva a su lector por el viaje del vampiro de la literatura al cine y su desarrollo en la pantalla. Con la habilidad de quien combina claridad con brevedad, Newman expone la evolución en las características del vampiro que han llevado a que, en prácticamente cualquier parte del mundo, esta criatura se conciba de la misma manera. 

Con Vampyr Dreyer se aseguró un lugar en la historia del cine como uno de los pioneros del terror en el cine sonoro y como artífice visual de uno de los monstruos que continúan llevando público a las salas de cine. En más de una ocasión los amantes del cine se han dejado seducir por la figura del vampiro…las marcas en sus cuellos los delata.


Acerca de Raúl Orozco 68 Articles
Politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.