Tenet: el vicio del tiempo

En Tenet, la obsesión de Nolan con el tiempo alcanza su cenit. El inevitable caos puede ser su principal atractivo o su principal defecto.

Tenet

Tenet es la película que inaugura el regreso al cine después de casi siete meses sin estrenos de taquilla. La sensación de sentarse de nueva cuenta en una sala de cine no ha cambiado, es como si fuera ayer que disfrutábamos de un filme en nuestra butaca favorita, como si el tiempo no hubiera pasado.

Obsesión por el tiempo

La clave está de nuevo en el tiempo. La obsesión de Nolan con las estructuras temporales queda ciertamente confirmada en este filme, donde francamente es difícil hablar de ello sin soltar algún spoiler.

Digamos que Tenet es una mezcla de dos de sus trabajos anteriores: Memento e Inception en drogas. En el mundo de Tenet (¿y en el de nosotros?), existe la amenaza latente de una tercera guerra mundial dosificada de armas bastante modernas que viajan en el tiempo. El chiste es detenerlo todo y evitar dicha catástrofe. 

-Publicidad-

Tenet-estrena-finalmente

Ciertamente Christopher Nolan se siente bastante cómodo con este tipo de filmes con presupuestos pesados, pues las hazañas técnicas definitivamente están ahí. Podemos disfrutar de escenas elaboradas con muy buena dirección de movimientos y cámaras, explosivos, autos dando piruetas, yates carísimos y buenos efectos especiales. Pero ni el mejor CGI del mundo puede hacer que esta película sea digerible.

Te puede interesar:  TENET: ¿por qué Nolan cambió el logo de su película?

¿Narrativa exigente?

El filme exige bastante del espectador principalmente porque casi no hay descansos para recapacitar qué es lo que está sucediendo. Es un tanto complicado (por decir lo menos) seguirle el ritmo. Los momentos en los que sí se explican los conceptos, se utilizan los vicios comunes en los filmes de viajes en el tiempo con diálogos de exposición en lugar de narrativas un poco más elaboradas (show me, don’t tell me).

Otro vicio bastante notable es el típico recurso de la damisela en peligro resguardada por el villano. Ciertamente los personajes femeninos no son el fuerte de Nolan y parece bastante forzado que reduzcan la resolución de lo que podía acabar en una guerra catastrófica en que el en querer salvar a una chica. Le quita peso a la historia y a sus consecuencias. 

Las actuaciones son buenas, pero la historia no da para que se luzcan. Los personajes no están desarrollados lo suficiente para poder hacer notar los rangos de los actores involucrados en este filme, puesto que la historia se enfoca mucho más en la hazaña que en los personajes. 

tenet-elizabeth-debicki

O lo amas o lo odias

A pesar de ello, la película sigue siendo bastante disfrutable. En lo personal, tanto enredo me provoca interés, pero habrá espectadores a los que la confusión los saque completamente de juego, y es bastante comprensible. 

El resultado es un ejercicio bastante complejo incluso para el más conocedor del cine de Nolan, pero al mismo tiempo es una bocanada de aire fresco a un tema tan visitado como lo es el viaje en el tiempo, donde se aprecia que existan creadores que puedan explotar el género y expandirlo a nuevas teorías, posibilidades y formas de abordar un argumento ya bastante explorado. 

Lo que tiene de compleja lo tiene de disfrutable. Tenet es una película que necesita re visitarse en múltiples ocasiones ya sea para tratar de entenderla o simplemente para disfrutar el caos de nueva cuenta, según el espectador lo requiera.