Los lobos: la administración de la esperanza

Los Lobos película

Luego de un largo y exitoso recorrido en el circuito de festivales llega a salas de cine la Los lobos de Samuel Kishi. Su abordaje sobre el tema de la migración la hizo acreedora de buenas críticas en los festivales en los que se presentó y espera refrendar esa tendencia en su corrida comercial.

Migración, infancia y…¿lobos?

“¿Ya vamos a llegar a Disney?”, se le escucha decir a Leo, el menor de los dos hijos de Lucía, luego de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos. Sin embargo, la travesía de Lucía, Leo y Max, sin que los hermanos lo sepan, se trata de una huída con el propósito de encontrar una mejor vida. Este es el punto de partida con el que el director tapatío Samuel Kishi explora con Los lobos temas como la migración, las relaciones familiares, la inocencia y la esperanza.

Te puede interesar:  Disney Plus: mi infancia a un clic de distancia

Kishi presenta una entrañable historia que transcurre en un espacio muy pequeño al que esta familia llega después de un largo viaje. Lucía y sus hijos se instalan en un descuidado departamento en Albuquerque después de dejar su vida pasada en Tlajomulco, Jalisco. Leo y Max se ven entonces obligados a permanecer todo el día ahí mientras Lucía trabaja. En un intento por asegurarse que sus hijos de 5 y 8 años estarán bien, Lucía establece una serie de reglas, cuyo incumplimiento detona interesantes momentos en la cinta.

-Publicidad-

El tiempo pasa lento para estos hermanos quienes tienen que esperar hasta las siete de la noche para volver a ver a su madre. Mientras eso sucede, todos los días ven la vida desde su ventana y juegan, como se puede, en su departamento. Una de sus actividades es dibujar con crayones personajes que se convierten en sus alter ego y a los cuales vemos tomar vida gracias a la animación. Lucía ha convencido a sus niños de ser una familia de lobos, y los lobos, como ella señala, no lloran y cuidan su casa.

Película Los Lobos

La autenticidad como sello

La autenticidad y la naturalidad de Los lobos le sirve para distinguirse de otras películas en las que se aborda el drama de la migración de mexicanos hacia Estados Unidos. Con un tono que combina la experiencia de una madre que se ve forzada a dejar a sus hijos solos para tener un trabajo y el punto de vista de los niños que deben resguardarse en su departamento de los peligros del exterior, en la cinta conviven el drama y la esperanza.

El guión, autoría del propio Kishi, Luis Briones y Sofía Gómez-Córdova, sabe administrar los momentos de angustia y desesperación con aquellos de corte alegre, simpático y de ilusión. Para ello la película también se sirve, de manera armoniosa, del trabajo de Octavio Arauz en la dirección de fotografía, quien haciendo uso de la luz natural nos presenta imágenes que dotan de fuerza a la historia.

película premiada en la Berlinale

Una de las favoritas de 2021

El acento en Los lobos se encuentra en la experiencia de Leo y Max y su relación con este nuevo entorno al que llegaron bajo la promesa de visitar Disney. Por otra parte, la película repara en los esfuerzos de Lucía por administrar la esperanza en su rol de madre de esta familia de lobos. Esta promesa de que todo va a estar bien aparece como un bien escaso que, de no gestionarse apropiadamente, corre el riesgo de desaparecer.

La prometida y anhelada visita a Disney se convirtió en el motivo para dejar México, en un recurso para fomentar el buen comportamiento y hasta en una razón para aprender inglés. También es una invitación de Lucía a que sus hijos tengan la vista en un escenario distinto al presente, en una imagen distinta al pequeño departamento en el que sólo se tienen a ellos como compañía.

Los lobos película de Samuel Kishi

Los eufemismos a los que tiene que recurrir Lucía, son también un recurso para administrar la esperanza, por ejemplo, la familia no duerme en el suelo, sino en una cama de cobijas…en el suelo. Es en estas notas en las que se define la esencia de la cinta.

Los lobos entiende que retratar realidades difíciles no significa explotarlas. La línea del misery porn nunca se ve rebasa. Así como Lucía administra la esperanza en su familia, Los lobos administra las emociones que provoca con un cuidado tal que no hace otra cosa que impregnar de realismo a una historia que terminará entre las películas mexicanas favoritas del año de quienes decidan unirse a esta manada.


Acerca de Raúl Orozco 64 Articles
Politólogo y maestro en políticas públicas, entusiasta de los deportes y el cine. Gozo ser testigo de la capacidad creativa de quienes se dedican a contarnos historias, así como conversar y escribir sobre ello.