Dos Veces Tú: una propuesta arriesgada

Dos Veces Tú es una película que desafía toda definición, es (y no) un relato de amor, una cinta de suspenso, una historia sobrenatural.

Dos Veces Tú

Hace algunas semanas el cine mexicano se convirtió en tema de polémica… otra vez. Parte de la conversación en redes sociales giró en torno a las historias que las películas hechas en nuestro país deciden contar. Para muchos, el problema radica en que se hacen demasiadas comedias románticas.

Algo hay de cierto en esta afirmación. Desde hace varios años la cartelera nacional ha sido bombardeada por producciones que tienen como eje principal las historias de amor.

En esas estábamos cuando, de pronto, llega a la cartelera una propuesta bastante inusual.

Dirigida por Salomón Askenazi, Dos veces tú nos presenta a Tania (Anahí Dávila) y Daniela (Melissa Barrera), dos primas hermanas que comparten una conexión muy especial. Ambas están casadas, aunque sus relaciones no podrían ser más diferentes: mientras una mantiene un matrimonio feliz, la otra pelea constantemente con su marido.

-Publicidad-

Durante una boda a la que ambas parejas asisten, las mujeres deciden cambiar de esposos por el resto de la noche. Para su mala suerte, el juego termina en un fatal accidente.

Dos Veces Tu_intertexto

What If?

A partir de esta tragedia, la historia se divide para convertirse en un interesante ¿Qué habría pasado si…? en el que Askenazi utiliza las complejidades, los miedos y las obsesiones de sus personajes femeninos para explorar el duelo y la pérdida de la cotidianidad.

Para lograr que este experimento funcione (especialmente durante la primera parte de la película), la narración depende en gran medida de la edición, elemento atípico en el cine mexicano.

Te puede interesar:  Cindy la Regia: disfrutable para quien no es de Monterrey

La narración no ocurre de manera lineal, lo que le exige al espectador estar más abierto a las múltiples posibilidades y caminos que ésta va tomando. Dos veces tú se arriesga a lucir y sonar diferente a muchos títulos que han pasado por nuestra cartelera.

Sin embargo, aunque la novedosa propuesta se agradece, algo no termina por encajar.

En cierto momento, las vidas paralelas de estas mujeres comienzan a cruzarse a través de lo sobrenatural y es justo ahí donde todo pierde sentido, en buena medida porque no su propósito no queda del todo claro.

dos veces tu

 

Mientras las historias hacen una reflexión sobre la naturaleza humana, las cosas funcionan bastante bien. No obstante, al aparecer estos elementos de fantasía la película toma un rumbo que parece improvisado.

Y aunque el resultado final es irregular, el hecho de que Dos veces tú se aleje de la narrativa habitual, así como de los géneros convencionales, debería considerarse como un gran paso, incluso como una muestra de que no todo está perdido para el cine mexicano.


Acerca de Sarai Rosas Bautista 26 Articles
Soy Sarai Rosas Bautista, licenciada en Comunicación y Periodismo por la UNAM. Amo el cine, así que paso la mayor parte del tiempo aprendiendo sobre él. Disfruto viajar y ser una nerd.