La vez que Maradona le salvó la vida a Paolo Sorrentino

Maradona-le-salvó-la-vida-a-Paolo-Sorrentino

¿Sabían ustedes que gracias a Maradona tuvimos películas como ‘La Grande Belleza’, ‘Le conseguenze dell’amore’, o ‘Il Divo’? Aquí les contaremos la historia de cómo Maradona le salvó la vida a Paolo Sorrentino.

Era el año 1987, Paolo Sorrentino tenía 17 años y el cine no podía importarle menos, su obsesión era el Napoli -el equipo de su ciudad natal- y su sueño era verlos jugar fuera de casa. El conjunto de Maradona lideraba la clasificación y el siguiente juego sería en Empoli, ciudad que quedaba a cinco horas de la casa de Sorrentino.

Durante años, Paolo había pedido permiso a sus padres para ver jugar al Napoli fuera de casa, pero su estricto padre se había negado, pensaba que aún era muy joven como para andar solo, en carretera y en los estadios.

Te puede interesar:  Maradona en Sinaloa: una falta de Netflix a los documentales deportivos

Pero ese año sucedió el milagro, sus padres finalmente cedieron y le dieron permiso a su hijo de ir ese domingo a Empoli a ver jugar al Nápoles, de ver jugar a Maradona. Ellos se irían desde el sábado a Roccaraso, el lugar donde la familia tenía una casa de campo y la cual visitaban religiosamente todos los fines de semana.

-Publicidad-

Paolo Sorrentino y Maradonna cine

Del sueño a la tragedia

Llegó el gran día, Sorrentino se preparaba para ir al partido y recibió una llamada. Era de Roccaraso: sus padres habían muerto. El fatal incidente sucedió en la noche, al parecer había una fuga de gas en la cocina de la casa de campo y sus viejos no se percataron de ello, murieron en su recámara mientras dormían.

Sorrentino ya no fue al partido, pero años después le contaría la anécdota al diario Il Corriere de la Sera, la anécdota de cómo Maradona le salvó la vida a Paolo Sorrentino.

«Maradona me salvó la vida. Llevaba dos años pidiéndole a mi padre ir a ver al Napoli fuera de casa en vez de ir a la montaña a la casita familiar de Roccaraso. Él siempre me decía que era demasiado pequeño pero ese día me dio permiso para ir al Empoli-Napoli.», dijo el ahora cienasta.

 

De economista a cineasta

Después de la tragedia, Paolo Sorrentino siguió el consejo de su padre y estudió economía, «más por respeto que por convicción». Pero el cine al final se impuso, empezó a escribir guiones y, con una fuerte influencia de Fellini y Scorsese, empezó a filmar.

Hoy, como todos saben, Sorrentino es uno de los directores más influyentes de Italia. Ganador del Oscar en 2014 en la categoría de Mejor Película Extrajera por La Grande Belleza, al recibir el premio agradece a Fellini, a Scorsese y a Diego Armando Maradona.

 

Sorrentino filma ahora para Netflix ‘È stata la mani di Dio’ (Ha sido la mano de Dios), cinta rodada en su natal Nápoles donde el personaje principal no será Maradona pero que obviamente estará presente como una imagen influyente dentro del filme.

Ahora ya lo saben, ese agradecimiento no fue de gratis ya que, efectivamente, Maradona le salvó la vida a Paolo Sorrentino.