Death to 2020: el chiste que pudo ser mejor

Death-to-2020-crítica

La risa es un gran mecanismo de defensa. Ante situaciones de miedo e incertidumbre como a las que hemos estado expuestos en los meses recientes, el humor puede ayudar a darnos un respiro en medio de tanta locura.

Con esta idea como premisa es que Netflix estrenó hace algunos días Death to 2020, un mockumentary que recopila y recorre algunos de los sucesos más destacados del turbulento y recién terminado año 2020.

Mediante personajes ficticios, Charlie Brooker y Annabel Jones, responsables de la serie Black Mirror, presentan la opinión de una serie de expertos que sería habitual encontrar en un documental pero desde una perspectiva más bien satírica.

-Publicidad-

Riéndonos del 2020

Es así que tenemos a Samuel L. Jackson como un cínico periodista, Hugh Grant como un historiador que confunde series y películas de fantasía con sucesos reales, o Leslie Jones, como una psicóloga que celebrar el no tener que convivir con otras personas. Pero además, agregan la participación de un ama de casa conspiranoica y racista (Cristin Milioti) o la de un freelancer que ha pasado la cuarentena subiendo videos a YouTube (Joe Keery).

Si bien Death to 2020 tiene varios momentos divertidos (como la ya mencionada Milioti poniendo cara de loca mientras suelta teorías de la conspiración casi sin respirar), en general se trata de un humor bastante ñoño que contrasta con la gravedad del año que intentan parodiar.

Te puede interesar:  7 mejores películas de terror que ver en Netflix

El 2020 será recordado (aunque muchos preferirían hacer lo contrario) como uno de los años más abrumadores a los que nos hemos enfrentado. En los pasados 12 meses hubo tantas noticias que hicieron ruido que incluso olvidamos que algunas de ellas sucedieron con apenas semanas de diferencia.

Es así que eventos como los incendios en Australia o el casi inicio de la tercera Guerra Mundial, entre otros, parecen más lejanos de lo que en realidad fueron, haciendo que la película los mencione de manera más bien anecdótica. Incluso, temas como el activismo de sillón o el actuar de los empresarios y la clase política lograron chistes mucho más mordaces en redes sociales.

 

Humor facilón

De hecho, considerando la trascendencia que la pandemia tuvo -y sigue teniendo- en el mundo, uno esperaría que el documental enfocara su atención en ser más irónico con este tema. Sin embargo, Charlie Brooker y Annabel Jones parecen más interesados en hacer burla a todo el drama alrededor de las elecciones presidenciales en Estados Unidos (aunque dados los eventos más recientes, no hay como culparlos).

Lo que llama particularmente la atención es la manera en cómo se aborda el movimiento Black Lives Matters, pues evita las bromas o comentarios que podrían resultar fuera de lugar dado los trágicos eventos que detonaron las protestas.

Tal vez Death to 2020 no sea tan catártico como pudo haber sido, porque vaya que había material, no obstante el trabajo de su reparto hace que el chiste tenga salvación y se tenga un momento entretenido.

Ahora sólo esperemos que el 2021 nos entregue muchas más risas. Todos necesitamos ese respiro.

 


Acerca de Sarai Rosas Bautista 32 Articles
Soy Sarai Rosas Bautista, licenciada en Comunicación y Periodismo por la UNAM. Amo el cine, así que paso la mayor parte del tiempo aprendiendo sobre él. Disfruto viajar y ser una nerd.