Cindy la Regia: el cómic llega a la pantalla grande

Cindy La Regia, la popular tira cómica del monero Cucamonga, finalmente llega al cine, aunque en el camino deja algo de su personalidad.

cindy-la-regia

La tira cómica de Cindy la Regia, creada por el monero Cucamonga y que aparece desde hace varios años en las páginas de Milenio Diario, es una fiesta de humor negro, ácido, provocador y con una gran dosis de incorrección política, que apuntaba a la banalidad de las clases altas de Monterrey y de todo el país.

Cindy es una chica regia cuyo sueño en la vida es casarse “tipo bien” y que con el favor de Daddy God encontrará a un chico de San Pedro Garza García como debe ser: rico y guapo.

De Monterrey a la CDMX

El personaje de tira cómica llega ahora al cine, aunque no mucho de lo antes descrito se verá en pantalla. Interpretada por Cassandra Sánchez Navarro, la Cindy de la película tiene que huir de Monterrey a la CDMX luego de que en su desastrosa pedida de mano un video suyo se vuelve viral. 

Ya en la ciudad, Cindy es recibida por su prima Angie (Regina Blandón), pero no todo será tan fácil para la regia: sus padres le cancelan las tarjetas como forma de presión y ante su negativa de regresar, Cindy tendrá que arreglárselas sin el dinero de su daddy.

Llama la atención (y parece un gran despropósito) que la mayoría de la cinta suceda en la CDMX y no en Monterrey, aunque el humor respecto a los clichés de la sociedad regia y las diferencias con la sociedad chilanga, están bien conectados y son hilarantes por más que algunos sean un lugar común.

Es también un acierto que la protagonista esté rodeada de un sólido reparto de apoyo, aunque por momentos le arrebatan la película, como es el caso de Regina Blandón, cuyo arco narrativo y actitud frente a su circunstancia (una mujer fuera de clóset cuya pareja aún no le comunica a sus padres que es lesbiana) definitivamente es lo más interesante de la película.

Te puede interesar:  Festival de Morelia: 50 películas que debes ver

La ineludible comedia romántica

El guión de María Hinojos se conforma por llevar el relato a terrenos conocidos: una comedia romántica que, para no variar, sucede en medio de una empresa exitosa (la revista Moi, de Martha Debayle en cameo extendido).

Cindy tendrá que elegir entre dos amores: el guapo, rico y exitoso empresario (aunque algo aburrido), o el guapo, exitoso pero al parecer no tan millonario fotógrafo de la revista donde trabaja. El dilema en realidad no existe, ambos hombres son guapísimos. Es el clásico escenario de toda comedia romántica mexicana promedio.

Destaca, eso sí, el papel de la familia en toda esta trama. En medio de la comedia y la farsa, hay un hilo que conecta a Cindy con su olvidada abuela (Isela Vega), una mujer liberada y liberal que le enseñará a Cindy que las mujeres pueden y deben hacer lo que ellas quieran y no lo que los hombres decidan.

A juzgar por su filmografía, este hilo narrativo parece ser la aportación de Catalina Aguilar Mastretta a todo el numerito, destacando el valor de la familia, los abuelos, y su sabiduría inherente.

Sin duda, Cindy la Regia será un trancazo en taquilla (estrena en 2020), y aunque tiene momentos auténticamente hilarantes y buenas actuaciones, no deja de sentirse como una oportunidad desperdiciada. De hecho, si no fuera por el nombre, esta película podría llamarse de cualquier otra forma. El espíritu ácido, provocador y de incorrección política, se quedó en el cómic.