Peter Fonda: nacido para ser salvaje

Fallecido el día de ayer, el actor Peter Fonda fue todo un ícono de la contracultura norteamericana que con tan solo una película marcó para siempre a muchas generaciones.

peter-fonda

El día de hoy es un cliché relacionar a las motocicletas, la carretera y los hombres rudos con la canción ‘Born to be Wild’ de Steppenwolf, pero crear toda una contracultura y ser un ícono generacional con tan solo un papel y una película no es cosa de todos los días. Peter Fonda lo hizo, montado en su motocicleta, con su casco de barras y estrellas, en el clásico de culto Easy Rider (Hopper, 1969)

 

Con 79 años de edad, esa leyenda llamada Peter Fonda, falleció el día de ayer, según comunicado emitido por su familia, a causa de de un cáncer de pulmón. Sus últimos días los pasó en su casa con su familia.

 

-Publicidad-

Su linaje era indiscutible. Peter Fonda pertenecía a la crema y nata de Hollywood: su padre, Henry Fonda y su hermana, Jane Fonda. Le sobrevive su hija, Bridget, quien por supuesto ya está tras los pasos de su padre.

Nacido para ser salvaje


Nacido en 1940, en la ciudad de Nueva York, Peter Fonda comenzó su carrera hasta los 22 años, donde apareció en programas de televisión. A finales de la década de los setenta conoció el movimiento hippie y conoció al mítico Roger Corman. Con él aprendió aquella arte oscura de hacer cine de bajo presupuesto.

 

Aquellas lecciones las pondría en práctica cuando en 1969, con Dennis Hopper en la dirección, él como escritor y ambos como protagonistas (junto con su amigo, Jack Nicholson), filman Easy Rider. La cinta captura un momento específico de los Estados Unidos, una buddy movie que lleva al imaginario colectivo la imagen de libertad que proporciona la motocicleta, surcando el horizonte, con el sol en la cara y con Steppenwolf de fondo.

 

Peter Fonda alcanzó su primera nominación al Oscar por el guión de Easy Rider, y desde entonces jamás se distanció de aquella imagen del motociclista vagabundo. No volvió a tener un papel de relevancia sino hasta 1997 con Ulee’s Gold (1997), un drama donde interpreta a un padre que trata de reunificar a su familia. Es ahí donde finalmente alcanza la nominación a mejor actor.

Te puede interesar:  Crítica: CLIMAX

Peter Fonda se va justo cuando su obra maestra cumple 40 años de estrenada, aunque desgraciadamente ya no llegó a los festejos (que serían en septiembre) donde no sólo se proyectaría la cinta sino que habría un concierto con Steppenwolf y otras bandas, convocando por supuesto a toda la comunidad motociclista que hoy día sigue teniendo como bandera Easy Rider

 

Es el adiós de todo un único que hoy día sigue inspirando a aquellos que, con la motocliceta, nacieron para ser salvajes.

 

Que descanse en paz, Peter Fonda. 

 

¡Hola¡ En Filmsteria no solamente hablamos de cine, ahora también lo escribimos. Amamos compartir nuestro amor por la cultura pop, las películas y series. Sabemos que esta pasión es parecida a la de muchos de ustedes, por lo cual los invitamos a formar parte de este proyecto. Si quieres colaborar con nosotros, mándanos un mail a contacto@filmsteria.com Esta es una oferta que no podrás rechazar.